Proceso de concentración en la industria cementera

La profundidad y la longitud de la crisis económica ha tenido impacto sobre todos los sectores de la economía, si bien en unos más que en otros. La industria cementera, una de las más sacudidas por la virulencia de la crisis, se encuentra ante una enorme sobrecapacidad instalada y una erosión sin precedentes de sus cuentas de resultados. La dramática situación por la que atraviesa el sector, intensivo en capital y con elevados niveles de endeudamiento, se ha traducido en recortes de plantilla, paralización y cierre de plantas, y procesos de reestructuración de deuda. Y el ajuste todavía no ha terminado.

Ante este panorama, las compañías líderes de la industria cementera han comenzado un proceso de concentración.

En Agosto de 2013, Holcim y Cemex firmaban un acuerdo a escala europea que suponía:

  • Integrar sus negocios en España mediante la creación de una sociedad -que operará con la marca Cemex- en la que Cemex ostentaría el 75% y Holcim el 25% restante.
  • Intercambio de diversos activos en Centroeuropa: Holcim se quedará con las operaciones de Cemex en Alemania Occidental y Cemex se hará cargo del negocio de Holcim en la República Checa.
  • Desembolso por parte de Holcim de €70Mill.

La operación -pendiente de aprobación por las autoridades de defensa de la competencia- convertiría a Cemex en líder del sector en España, con una cuota de producción del 23,3%, seguido del grupo Portland Valderrivas, con una cuota del 18,7% y del grupo Lafarge, con una cuota del 12%.

A principios de 2014, el vicepresidente y consejero delegado del grupo FCC, principal accionista de Cementos Portland, manifestaba su intención de participar activamente en el proceso de consolidación que el grupo prevé que lleven a cabo las empresas del sector cementero en España. Desde entonces, FCC ha acometido determinadas medidas que podrían ir encaminadas a preparar a su filial ante una potencial operación corporativa:

  • Ha incrementado su participación en la compañía del 69,8% al 78% mediante la capitalización de un préstamo subordinado de €100Mill.
  • Ha elaborado un plan para fusionar todas sus filiales con el objetivo de crear una estructura más ligera y eficiente.

Por otra parte, a principios de Abril de este año, las principales cementeras a nivel mundial, la francesa Lafarge y la suiza Holcim, anunciaban que habían alcanzado un acuerdo de fusión. De esta operación, que prevén culminar en el primer trimestre de 2015, saldría la mayor cementera del mundo, con una facturación de €32.000 Mill, un Ebitda de €6.500 Mill y presencia en 90 países, con una cuota de mercado del 50% en Europa, 37% en Estados Unidos y 16% en América Latina.

El objetivo de la unión de ambas compañías sería mejorar su posición para hacer frente a un mercado que no consigue volver al dinamismo de años atrás, reduciendo sobrecapacidad, costes -el nuevo grupo espera obtener sinergias de unos €1.400Mill anuales a partir de la ejecución de un plan de mejora a tres años-, y endeudamiento.

Sería la mayor operación del año en Europa, si bien requiere ser aprobada por las distintas autoridades de defensa de la competencia. Dada la concentración en algunos mercados, es posible que la nueva compañía, Lafarge-Holcim, deba vender parte de sus activos para obtener el visto bueno de las autoridades. Algunos medios estiman que las desinversiones podrían rondar los €5.000 Mill, lo que podría suponer una oportunidad para otras cementeras de comprar activos a bajo precio.

Las operaciones corporativas que han iniciado estas compañías serán replicadas, por necesidad, por otras compañías del sector en España. La reducción de costes, de capacidad productiva ociosa y el aligeramiento de deuda son críticos para sobrevivir y para competir con líderes más eficientes en el contexto económico actual.

 

 

 

 

 

Las ideas y conclusiones que figuran en este blog transmiten la interpretación que su autor/a hace sobre asuntos de actualidad y no reflejan necesariamente las opiniones de Livingstone Partners. Son de interés general y no serán interpretadas como consejos de inversión.


Compartir esta página

Contacto/s principal/es