Movimientos corporativos en el sector de etiquetas

labels

El sector de etiquetas industriales en España está atomizado: de 127 empresas, solo 45 tenían una facturación superior a €5M y solo siete superaban los €20M.

En este contexto, la necesidad de invertir para adaptarse a tiradas más cortas, a menos stocks, a nuevos tipos de envases (inteligentes y sostenibles) y para implementar medidas medioambientales en las plantas, así como una importante competencia en precios en un contexto de incremento en el coste de las materias primas, son factores que pueden impulsar el esperado proceso de concentración.

Pero la compra de compañías no es solo una reacción a dichos retos, sino que permite adquirir tecnologías complementarias y ganar flexibilidad en producción, permitiendo utilizar la tecnología más adecuada para cada trabajo, ampliar el catálogo de productos y disponer de una mejor aproximación comercial, incrementar la base de clientes y penetrar en nuevos sectores, aumentar la capacidad productiva o ganar presencia geográfica.

Por ello, prevemos movimientos corporativos protagonizados tanto por grupos internacionales como por empresas españolas.

En el sector del etiquetado hay grupos internacionales con gran experiencia en la compra de compañías. En general, los grandes grupos prefieren comprar empresas grandes, pero en este sector se han realizado también operaciones de menor tamaño, hasta de unos €5M de valor de compañía.

En 2021 se produjeron dos operaciones significativas en las que grupos internacionales adquirieron compañías españolas para penetrar en nuestro país: el grupo belga Asteria, que ha creado un grupo con veinte sedes en distintos países de Europa en menos de cuatro años con el respaldo del fondo Waterland, adquirió Coreti, y el grupo italiano Tikedo adquirió Etiquetas Adhegrafic, en la que era su primera adquisición fuera de Italia.

Dos grupos internacionales con gran experiencia en adquisiciones son la canadiense CCL y la estadounidense MCC.

CCL ha realizado más de 35 adquisiciones en distintos subsectores desde 2014 y casi la mitad de ellas han sido en Europa. CCL no tiene una presencia relevante en el sector nacional, pero ha adquirido las españolas Ibertex y Uniter, empresas de etiquetaje textil.

Por su parte, MCC, que cuenta con una planta en La Rioja, pero no ocupa un puesto de liderazgo en España, ha realizado 20 compras desde 2014, de las que 12 han sido en Europa. Constantia Labels fue su adquisición más importante, pero también ha comprado empresas de menor tamaño, como Imprimerie Barat (Francia), GEWA Etiketten (Alemania), o Litografica Alessandrina (Italia). En 2021, MCC y Fort Dearborn fueron adquiridos por el fondo estadounidense Clayton, Dubilier & Rice para crear un líder mundial en el sector.

Por otro lado, otros grupos internacionales que cuentan con el respaldo de un inversor financiero para realizar adquisiciones son el holandés Optimum Group, adquirido por IK Investment Partners en 2018, y que ha comprado ocho compañías en Países Bajos, Dinamarca y Alemania desde entonces; el alemán All4Labels, que cuenta en su accionariado con Triton Partners desde 2019 y que adquirió una compañía italiana en 2020 y tres en Europa y dos en Sudamérica en 2022; y el estadounidense Iconex, que fue adquirido por Atlas Holdings en 2016 y que ha hecho cuatro adquisiciones desde entonces, todas ellas en EEUU.

Respecto a los grupos españoles, ocho de las diez primeras empresas del sector son nacionales. Estos grupos serían de gran atractivo para los mencionados grupos internacionales, pero también pueden liderar adquisiciones y algunos tienen experiencia en movimientos corporativos.

Printeos entró en el sector de etiquetas industriales comprando Bacigalupe Hermanos, adquirió Adhesivos del Segura, realizó diversas compras de plantas en Portugal y Francia, en 2021 compró la compañía británica The Label Makers, especializada en etiquetas para el mercado de bebidas alcohólicas, y en 2022 ha realizado una nueva compra en España, la barcelonesa Cinta-Plast.

Grupo Lappí Etiquetas dio entrada en su accionariado a Diana Capital en 2017 y uno de sus objetivos es protagonizar un proceso de concentración. En 2019 adquirió la portuguesa Carrasco Labels y manifestó su interés en seguir adquiriendo compañías.

CPM Internacional también cuenta con el respaldo de un inversor financiero. El fondo portugués Crest Capital Partners entró en el grupo portugués Penta Group en 2019 y, posteriormente, en CPM Internacional, alcanzando unas ventas de €25M. Ambas compañías operan de forma independiente, pero con sinergias por la complementariedad de tecnologías y de producto.

Tras estas compañías hay un grupo de empresas nacionales que pueden ver la adquisición de empresas como una buena forma de crecer (Grupo Macho, Argraf, Adhesivos Orcajada, Ezquerro, Mirmar, Jiménez Godoy, DocuWorld…). Además, la compra de empresas no es desconocida para alguna de ellas: Grupo Macho adquirió la zaragozana Arjolabel en 2011 y DocuWorld Packaging adquirió Gaez en 2021.

Tampoco descartamos que se puedan producir adquisiciones o integraciones entre empresas de menor tamaño, como sucedió con la adquisición de Industrias Gráficas Marcal por el Grupo Biolid en 2019, con la que añadía etiquetas para alimentación y productos del hogar a su catálogo de productos, o, más recientemente, la compra de Adco, propiedad de Conver desde 2018, por parte de Universal Sleeves.

En conclusión, el sector tiene buenas perspectivas ya que las etiquetas aportan un elemento diferenciador clave a los productos e información al consumidor y el sector se beneficia del auge del comercio electrónico y se dan muchos factores para que se produzcan movimientos corporativos: un sector atomizado, grupos internacionales realizando adquisiciones, inversores financieros con objetivo de hacer build-ups, líderes españoles con experiencia compradora, empresas medianas realizando integraciones y un gran sentido estratégico de las adquisiciones.

No obstante, para el éxito de estas propuestas será clave la capacidad de los compradores de obtener sinergias que les permitan alcanzar acuerdos con los vendedores en el precio de las compañías. De lo contrario, el tan esperado proceso de concentración avanzará de forma más lenta, aunque inexorable.


Compartir esta página

Contacto/s principal/es