Cambio de aires en la inversión latina: El capital navega en dirección a España

Otro indicador demuestra que la popularidad de España como destino de inversión empieza a cobrar fuerza. Una vez estabilizada su situación financiera, el atractivo inversor de nuestro país se agranda y, hoy en día, se constata un nuevo flujo de capital, y también “novedoso”, el proveniente de Latinoamérica.

Pasada la crisis financiera global, esta región sigue sufriendo su particular “micro-crisis”, con pequeñas turbulencias y volatilidad en sus mercados financieros desde comienzos del año, caídas bruscas en algunas bolsas e importantes devaluaciones de divisas, con el peso argentino a la cabeza, seguido por las monedas de Brasil, Perú, Chile o Colombia. Los inversores de esta región, que en el plano económico sigue en plena efervescencia,  empiezan a mirar hacia España en su búsqueda de nuevos horizontes y un destino más estable para su capital.

Empresas e inversores de este país buscan en España un refugio ante la inestabilidad de sus mercados y una puerta de entrada a Europa. Además, en el caso de México, el país que más inversiones ha realizado en España en el último año, se ve en España la oportunidad de adquirir a múltiplos bastante menores a los que se están pagando en este país (5 a 8 veces EBITDA en España frente a múltiplos de 8 a 12 veces en México).

Tras la ola de desinversiones en los negocios de banca de los grupos españoles en ciertas regiones de Latinoamérica, comprados por la banca de esta región (Banco Santander de Brasil, Banco Santander Colombia o BBVA Horizonte, de Colombia), acontecida desde finales de 2011, el flujo del capital inversor comienza a tener un sentido bidireccional, con importantes operaciones acontecidas en España por parte de grupos de este continente. En el mismo sector bancario, a finales de 2013, Banco Sabadell recibe inyecciones de banqueros mexicanos y colombianos, respectivamente David Martínez, a través de Fintech Advisory y Jaime Gilinski, de Itos Holding y Banco Popular recibe inversión de la familia del Valle, a través de Financiero BX+. Ya en diciembre, Novagalicia es vendida por el FROB al grupo venezolano Banesco. En el caso de Liberbank, también se espera la llegada de capital mexicano, por parte de los fondos Davinci e Inmosan.

Las inversiones acontecidas en el sector inmobiliario por parte de inversores como Grupo Carso o Fibra Uno son numerosas. Y en el plano industrial, llaman la atención grandes operaciones como la compra de Avanza por parte de Grupo ADO de México (verano de 2013), la participación de Sigma, del conglomerado industrial Alfa en el capital de Campofrío (finales de 2013), o las anunciadas participaciones por parte de inversores mejicanos en grupos nacionales en apuros, como Zinkia o Prisa, aún por acontecer, así como la posible materialización de alguna de las ofertas presentadas para la adquisición de Grupo Zena por parte de Cever y Alsea, ambas de México.

No son menos interesantes, operaciones de menor tamaño, como la inversión de Votorantim en Cementos Antequera el pasado año, de 15 millones de euros, la compra en noviembre de un 51% de Astilleros Hijos de J. Barreras por parte de PMI Comercio Internacional, de unos 5 millones de euros, o la inversión de cerca de 14 millones de euros en Metales Extruídos por parte de Extrusiones Metálicas de México este mes de mayo.

El capital latino también está dando una segunda oportunidad a muchas gestoras de capital riesgo que por fin comienzan a captar nuevos fondos. Recientemente Talde anunciaba, que en breve cerrará un fondo de 100 millones, para fomentar la inversión bidireccional entre España y Latinoamérica, en el que contará con importantes aportaciones de inversores internacionales y latinoamericanos. Varias familias mexicanas han comprometido 270 millones de euros en el fondo madrileño Brand Capital Made in Spain, especializado en moda, y Martín Bringas, accionista en Supermercados Soriana y Aeroméxico, ha entrado en Tandem. Por su parte, los accionistas de la asturiana Torsa Capital, están en pleno fundraising para su próximo fondo privado, “Ultramar”, con un objetivo de 50 millones de euros, donde muchos fondistas proceden de Latinoamérica y quieren reinvertir en España, su lugar de origen.

 

 

 

 

 

Las ideas y conclusiones que figuran en este blog transmiten la interpretación que su autor/a hace sobre asuntos de actualidad y no reflejan necesariamente las opiniones de Livingstone Partners. Son de interés general y no serán interpretadas como consejos de inversión.


Compartir esta página

Contacto/s principal/es