Kurtz Ersa vende su división de fabricación mecánica al inversor estratégico IZW

  • ago. 2020

Livingstone ha asesorado a Kurtz GmbH (‘Kurtz’), filial de Kurtz Ersa Group (‘Kurtz Ersa’), en la venta de su división de fabricación mecánica a IZW Innovative Zerspanungstechnik Wiebelbach GmbH (‘IZW’).

Con una facturación de cerca de EUR 265 millones en 2019 y más de 1.300 empleados, Kurtz Ersa es una de las principales compañías de high-tech en su ámbito a nivel mundial, con una larga tradición. Dentro del grupo, Kurtz fabrica máquinas de fundición y máquinas para el procesado de espumas de partículas. En el curso de su reposicionamiento estratégico, la compañía ha vendido su división de fabricación mecánica en Wiebelback y se enfocará en ingeniería mecánica y de plantas en las áreas de Automoción y Soluciones de Protección en el futuro. La división de fabricación mecánica está especializada en el procesamiento de componentes grandes y complejos para prácticamente todas las industrias de fabricación de metal con un enfoque en las áreas de corte, soldadura, mecanizado y tratamiento superficial.

Las operaciones de la empresa, que cuenta con una plantilla de 65 trabajadores, serán asumidas por la recién fundada IZW. Su gerente, Ralf Reich, no es un desconocido para Kurtz Ersa. Él y su empresa llevan muchos años trabajando para el grupo. Uwe Rothaug, director general de Kurtz GmbH, señala: “Estamos encantados de haber encontrado un comprador con un alto nivel de experiencia en el sector del procesado mecánico y que le dará un buen uso y ampliará aún más las operaciones comerciales en Wiebelbach”. La venta fue precedida por una reestructuración integral de Kurtz. “La venta también marca la finalización de la reestructuración de Kurtz GmbH, que fue necesaria debido a los cambios en la tecnología de transmisión en la industria automotriz, el comportamiento de los consumidores con respecto a los envases de plástico y el aumento de la presión competitiva de Asia”, dijo Rothaug.

Ralf Reich, que ha estado trabajando en el campo de la tecnología de corte durante muchos años y tiene una excelente red en la industria, ve esta adquisición como una oportunidad para complementar las actividades comerciales de su empresa existente con sede en Wetzlar. “Mediante esta adquisición, podremos ofrecer a nuestros clientes una gama más amplia de servicios. Además, Kurtz Ersa ha acordado mantener una gran parte de la producción interna de piezas en el sitio, lo que es una gran oportunidad para que ambas partes mantengan el negocio de la fabricación por contrato a largo plazo”, remarcó Reich. En particular, la posibilidad de hacerse cargo de personal altamente cualificado era esencial para Reich. “Para mí, era particularmente importante que los empleados se quedaran con nosotros por sus conocimientos y experiencia significativa en el sector. Por lo tanto, estoy más que complacido de que todos los empleados sean ahora parte de IZW”, añadió Reich. Para los clientes de Kurtz, la venta también aporta importantes ventajas: IZW ampliará la gama de servicios que hasta ahora prestaba Kurtz.

“Estamos encantados de que los accionistas y la dirección de Kurtz nos hayan contratado una vez más para asesorarles sobre la venta de una unidad de negocio. La búsqueda de un socio experimentado con una orientación a largo plazo fue todo un desafío, especialmente a la luz de la pandemia provocada por el Covid-19”, dijo el Dr. André Schröer, socio de Livingstone en Düsseldorf. “Nos complace haber encontrado un comprador que no solo tiene un alto nivel de experiencia y competencia en la industria, sino también una relación comercial prolongada en el tiempo con Kurtz Ersa. Nos gustaría agradecer a todas las partes involucradas por el excelente trabajo en equipo que se ha llevado a cabo”.

El vendedor fue asesorado legalmente por Erlanger Treuhand GmbH, y el equipo del Sr. Ulrich Bail, abogado, asesor fiscal y auditor.


Compartir esta página

LEER Todas las