Livingstone ha asesorado a Cummins-Allison en su venta a la cotizada Crane Co. por $160 millones

Livingstone se alegra anunciar la venta de Cummins-Allison Corp, y sus filiales, a Crane Co. (NYSE:CR) por $160 millones. Livingstone actuó en calidad de asesor financiero de Cummins-Allison.

Con sede en la cercanía de Chicago (EEUU), Cummins-Allison es una compañía especializada en el suministro de soluciones de manejo de monedas, billetes y cheques, incluidas todas las funciones de cajeros automáticos. La red de servicios y venta de productos de clase mundial de la Compañía abarca a centenares de representantes locales en más de 50 oficinas en EEUU, 6 filiales en propiedad y representación en más de 70 países en todo el mundo. Clientes procedentes de sectores como el financiero, transporte de fondos, juego, jurídico y otras organizaciones han depositado su confianza en las soluciones proporcionadas por Cummins-Allison para ayudarles a trabajar con mayor eficiencia, eliminando los errores y rebajando el tiempo dedicado a tareas repetitivas.

“No podría estar más contento con esta operación con Crane. Tras valorar opciones para la siguiente etapa del negocio, cerrar esta operación con Crane ha sido la decisión acertada para el futuro de la Compañía. El encaje estratégico y el compromiso compartido con la innovación y el servicio al cliente fueron esenciales en el poroceso de toma de decisión”, dijo Bill Jones, Presidente de Cummins-Allison. “El trabajo de Livingstone fue fundamental en la consecusión de este gran resultado. Fueron creativos en su acercamiento y eso permitió cerrar la transacción en el ajustado marco de tiempo establecido”.

“Estamos encantados de haber asesorado el proceso de esta operación” dijo Andrew Bozzelli, Socio de Livingstone. “Nuestro amplia y variada experiencia trabajando con compañías privadas ha influido en la rápida consecución de un resultado exitoso”.

Andrew Isgrig, Socios de Livingstone, destacó: “Esta operación de Cummins-Allison representa otro resultado exitoso para nosotros en el sector de la tecnología industrial y, en este caso concreto, del ámbito monetario. Tal y como evoluciona el mercado, creemos que seguirán habiendo transacciones y, en este sentido, Livingstone se dedica a ayudar a sus clientes a capitalizar las oportunidades de mercado generadas por dichos cambios”.

McDermott Will & Emery LLP actuó en calidad de asesor legal en la operación, mientras que la firma RSM US LLP ayudó a Cummins-Allison en la parte contable.


Compartir esta página

Contacto/s principal/es